Llamamos desde FM Full Master a la Secretaria de Turismo y Medio Ambiente, para que nos cuente todo el trabajo que desarrollaron en la jornada de ayer para rescatar a estas ballenas que quedaron varadas en la costa.


“Fue una tarea impresionante fue maravilloso en todo sentido, por el trabajo comunitario, por la tarea que se hizo con los vecinos, el gran protagonista de esta situación fue el propio vecino, que desde un principio fue el que informó. Están acostumbrados a llamar a turismo por un lobo marino o elefantes marinos, pero la situación de ayer era actuar rápidamente, porque si no se actuaba como se actuó, podría haber sido una tragedia ecológica y no una misión de rescate exitosa como terminó siendo. No es muy común que de siete orcas salvemos a seis.”

¿Dónde se encontraban las orcas encalladas?

“Entre Camet Norte y la Caleta, la costa tiene la característica que pasa de costa de acantilado a costa de playa propiamente dicha, ese punto de inflexión de la provincia de buenos aires ocurre en el partido de Mar Chiquita, y es justo donde cambia la costa , en ese lugar estaban encalladas siete orcas, muy cerquita una de la otra.”

Cuando llegó y vio este escenario ¿Qué sintió?

“Yo me metí al agua con la campera, con el teléfono en el bolsillo, con todo me metí al agua sin pensarlo, lo único que me saqué fue la botas que tenía puestas.”

Como usted mucha gente reacciono igual, inclusive hubo un caso de hipotermia, uno de los voluntarios tuvo que ser trasladado al hospital, en la emoción de querer trabajar no se fijaron en eso ¿no?
“Lo que pasaba es que sentías el chillido de esos animales pidiendo auxilio y no podías no ayudarlos. Las dos primeras que las ingresamos lo hicimos con los vecinos, eran unos diez vecinos que estaban tratando de empujar a las juveniles y te dabas cuenta que podías ayudar por el tamaño. Después cuando llegaron gente de la universidad, rescatistas y gente de la fundación Mundo Marino y la fundación Acuarium, ya nos indicaron como se debía hacer el ingreso de las de mayor porte, ya que las mas chiquitas las rotamos sobre su propio cuerpo para ingresarlas, pero las de mayor porte la indicación era dejarlas con la aleta dorsal hacia arriba, en un principio para que puedan respirar esperar la ola y tirar hacia el mar.”

¿Cómo vivió el final de esa situación?

“El final de la misión fue con llantos, con abrazos, un llanto de emoción y de felicidad que eso es lo lindo de compartir con los vecinos y me siento afortunada de haber estado en este lugar y haber formado parte de esto, me siento una bendecida y agradecida por lo que ocurrió.”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here