En sintonía con las entidades nacionales, desde CARBAP mostraron su rechazo al anuncio de CFK. Por el lado de Federación Agraria, apuntan a conocer cuáles serán las propuestas para el sector una vez definidas las candidaturas.


Por el lado de Federación Agraria Argentina, el director Jorge Solmi estimó que el impacto de este anuncio “caerá de diferentes maneras” en el ámbito agropecuario de Buenos Aires. Para el directivo, hay productores que no olvidaron medidas de la gestión kirchnerista como la restricción de importaciones en carnes y trigo. “Estas acciones pesan mucho en relación a otras políticas activas durante ese período, como la promoción de la producción porcina o la devolución de retenciones a los pequeños productores”, señaló.

El integrante de FAA recordó los resultados de las elecciones 2011 en su Pergamino natal, cuando la ex presidenta Cristina Fernández se impuso en esa localidad del norte bonaerense con fuerte acento agropecuario. “Ganó por una sensación de bienestar que tenía el productor en ese momento y por falta de atracción de otras fórmulas”. Más allá de las ideologías, queda claro que los ruralistas también votan con el bolsillo; las elecciones de octubre serán en plena siembra de soja y maíz y es factible que a la hora de sufragar el escenario económico de ese momento tenga su peso.

A nivel nacional, la dirigencia rural mira con recelo al binomio Fernández. En declaraciones periodísticas, los titulares de la Sociedad Rural Argentina y de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) fueron tajantes y dejaron en claro “que no quieren volver al populismo”. Eduardo Buzzi, ex presidente de FAA y uno de los integrantes de la mediática Mesa de Enlace de 2008, fue unos de los pocos que vio con buenos ojos el anuncio. “Me cayó bien la noticia de que (Alberto Fernández) sea candidato a presidente. Es un personaje muy importante para esta etapa de la Argentina” sostuvo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here