Los efectivos policiales tienen que seguir realizando sus tareas con mayor intensidad que de costumbre, y son el grupo más expuesto a la pandemia.


Uno de los elementos de protección más necesarios en este contexto son los barbijos que cada vez son más escasos en el mercado y su modo de uso descartable requiere que se renueven a diario.

Para esto Soledad, la esposa del Sub Comisario Ferreira, quien está a cargo de la Seccional de General Pirán, confeccionó los barbijos que, junto a su hija de 3 años, repartió entre los efectivos que se encontraban en la repartición.

De esta salimos entre todos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here