Luego de una charla de capacitación sobre educación sexual un adolescente de 15 años se animó a contar que fue violado por un vecino muy cercano a la familia a tal punto que lo llamaba tío.


Luego de que la charla dictada por los especialistas en la escuela finalizó, el alumno pidió hablar con ellos y junto a un amigo que forma parte del mismo curso se animó a contar que su vecino, un hombre que en su casa era tratado como un miembro más de su familia -al punto tal que lo llamaba tío-, le había realizado tocamientos desde que era un niño. Entonces, recibió la contención de los presentes, quienes se comprometieron a brindarle ayuda.

Con el paso de las horas, las autoridades escolares se comunicaron con los padres del estudiante y también con Rodolfo Moure, titular de la Fiscalía Descentralizada, y rápidamente se inició una investigación judicial. En ese marco, se ordenó la realización de una revisación médica al joven y se dictó fecha para que declarara en cámara Gesell.

Pero cuando los especialistas examinaron el cuerpo del menor todo cambió: detectaron lesiones en la zona anal y remitieron al informe a Diego Benedetti, miembro de la fiscalía interviniente. El investigador, con el aval del Juzgado de Garantías N° 6, decidió entonces no esperar más y ordenó la detención del acusado, que se produjo el martes por la tarde. Después del operativo policial, el hombre quedó alojado en la Alcaidía Penitenciaria N° 44 de Batán, y deberá declarar como imputado del delito de “abuso sexual”.

Conforme trascendió, los hechos habrían sucedido desde que la víctima era un niño y tanto en su casa como en la del propio agresor.

Vale destacar que este caso salió a la luz a través de la acción proactiva de los establecimientos escolares vinculada a mantener un diálogo con los alumnos y una constante capacitación en educación sexual.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here