Las fotos enviadas a la redacción de La Gazeta muestran el estado de la calle de Vivoratá conocida como del vigilante o la vieja ruta 50.


Sobre este tema debemos recordar la resolución que se había votado y aprobado por unanimidad para los caminos rurales y para que se arregle esto con urgencia, hace quince días, y al día de hoy no se ha hecho absolutamente nada.

La camioneta de un vecino de esta localidad mediterránea se colocó a un lado de los pozos para tener una idea de la proporción del tamaño. Esto está roto hace mucho tiempo, y cuando se retiró Abengoa, sacaron un chapón que colocaban encima dejándolos totalmente al descubierto.

Desde ya que para el que conoce el camino puede sortear estos enormes baches pero el que no lo conoce puede caer y tener un accidente. Es un camino complicado principalmente en horarios nocturnos, porque no está iluminado tampoco.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here