La Cámara Federal de Mar del Plata confirmó que el juez Ramos Padilla debe seguir investigando toda la causa de extorsión y espionaje, sin que esta se quiebre en otras más pequeñas.


Además, advirtió que la causa “puede tener gravedad institucional”. Tras el importante respaldo, el juez de Dolores podría tomar las primeras decisiones fuertes en la investigación. El destino del fiscal Stornelli y los hilos que conducen a la Casa Rosada.

El juez federal Alejo Ramos Padilla seguirá al frente de la mega causa de espionaje y extorsión de la cual se desprenden el accionar delictivo de servicios de inteligencias, jueces, periodistas y funcionarios públicos.

La Cámara Federal de Mar del Plata tenía la potestad de decidir si la causa se desmembraba y gran parte de los puntos fuertes de la investigación debieran así ser estudiados en otros juzgados del país. Que uno de los principales imputados sea el fiscal Carlos Stornelli, hacía pensar que gran parte de ese expediente podía terminar en Comodoro Py.

Sin embargo, la Cámara marplatense le dio –provisoriamente- todo el apoyo al juez de Dolores, quien ya avanzado en la mega causa, podría tomar decisiones claves en los próximos días. El destino de Stornelli, es uno de estos interrogantes.

No es el primer espaldarazo que consiguió el juez federal de Dolores: antes la propia Corte Suprema de Justicia de la Nación había dejado señales de que el magistrado tenía que avanzar en esa causa. Ahora, los camaristas Alejandro Tazza, Eduardo Jiménez y Barnardo Bibel consideraron que la causa debe seguir siendo investigada como una sola, a pesar de que muchos de los delitos hayan ocurrido en diferentes puntos del país.

Pero no solo respaldaron a Ramos Padilla, sino que advirtieron que la causa “puede tener gravedad institucional”, en clara referencia a los núcleos que comprometen a funcionarios públicos y legisladoras del oficialismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here