Mujeres en Lucha, presentó ante el H.C.D., un proyecto de ordenanza para derogar la Ordenanza N°022/18, que instaló buzones en lugares como “la sala de primeros auxilios, C.I.C y Delegación Municipal” para que aquellas mujeres que sufren violencia dejen una cartita contando lo que les sucede.


Nuestro fundamento se basa en la ley 26485, Ley de Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las  mujeres en los ámbitos en que se desarrollen sus relaciones interpersonales.

FUNDAMENTACIÓN:

Que el Artículo 2 de la presente Ley, habla del acceso gratuito a la justicia; el acceso a la Justicia se deriva de la DENUNCIA, y es éste el primer paso para activar los mecanismos de protección, tanto de manera preventiva como urgente, para proteger a la víctima.

Que las medidas de protección tanto para la mujer que padece violencia, como para sus hijos, sólo se ponen en marcha cuando se realiza “LA DENUNCIA”, ya que estas medidas se pueden solicitar en el momento de denunciar, para luego ser ordenadas por el Juez/Jueza INTERVINIENTE.

Que los buzones por la vida se interponen al proceso de la denuncia, NO garantizando el acceso a la Justicia, por lo tanto NO son una herramienta ni para la prevención, ni para el abordaje de los casos de violencia.

Que vulneran el principio de CONFIDENCIALIDAD, principio básico y ético en la intervención, ya que se encuentran en lugares públicos, con gran afluente de ciudadanos, estigmatizando la víctima.

Que la Ordenanza 022/18 refiere que los buzones serán abiertos por personal especializado y la Comisaría de la Mujer, y según informe realizado la Comisaría de la Mujer NUNCA abrió los buzones.

Que la primera acción ante  un caso de violencia es brindar a la víctima, una respuesta clara de cuáles son los pasos a seguir, y para ello es necesario la elaboración del Protocolo de actuación, que de ninguna manera, puede quebrantar las garantías y los derechos que contempla la Ley 26.485, y su decreto reglamentario 1011/2010.

Que el proceso de dejar una carta en un Buzón, explicando un hecho traumático produce REVICTIMIZACIÓN, o victimización secundaria, que para evitar la misma se requiere compromiso, inversión en capacitación, formación de especialistas, definición de espacios adecuados y recursos económicos que deben ser considerados en la elaboración de los protocolos de actuación.

Que la implementación de los Buzones por la vida, como política pública para abordar la temática, no ha tenido ningún tipo de respuesta positiva, al contrario.

Que el Estado, en su rol de garante de derechos, debe gestionar las Políticas Públicas necesarias para hacer frente a ésta problemática, que requiere un trabajo sistemático, comprometido y estratégico, de sensibilización, capacitación, relevamiento estadístico y atención integral a las Mujeres, para contener, orientar y organizar el abordaje integral, y así optimizar las respuestas a las demandas que surgen.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here