En este caso, se trató sobre la problemática que los concejales habían advertido, producto de la preocupación de los vecinos: el basural a cielo abierto en Vivoratá y la quema de bidones con Glifosato, un agrotóxico cancerígeno de alta peligrosidad para la salud de los vecinos.


Ante la presentación y la denuncia de los ediles del Bloque PJ-UC sobre la imprudencia de los funcionarios a cargo, se leyó una presunta carta del delegado municipal justificando los trabajos realizados hasta la fecha. No obstante, la carta no negó la existencia tanto de los agrotóxicos como del basural.

La carta no convenció a los presentes, por lo que se reclamó que se resolviera, para seguridad de los vecinos, una resolución en conjunto para evitar próximos accidentes de esta clase.

Compartimos las imágenes.

 

Video gentileza: Bloque de concejales justicialistas de Mar Chiquita

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here