En comunicación con FM FULL MASTES lizi Lopez Ozornio, integrante de Mujeres en Lucha Mar Chiquita, nos cuenta acerca de los casos de femicidios, que alarman y de la gran desprotección que hay sobre este tema tan aberrante


La verdad la preocupación de las cifras es alarmante, tenemos veintidós femicidios consumados, más diez mujeres que todavía no se estableció si es femicidios o no, hoy amanecimos con dos femicidios mas, de verdad es alarmante lo que está pasando estas cifras son muy elevadas en comparación con otros años.

Son una sumatoria de cosas, en realidad hoy no estarían dando resultado ninguna de las medidas que tenemos, obviamente que hay que reforzarlas, el tema de el botón anti pánico da resultado pero hay un déficit, hay una falta de esta medida de seguridad por ejemplo en mar del plata, especialmente nosotros en nuestro distrito no tenemos el botón anti pánico, que bien nos serviría, hemos hablado con algunas autoridades, que para ellos no sirven pero para nosotras si, para darte una cifra en mar del plata hay sesenta y nueve mujeres en espera de este método de seguridad.

Cuáles son las cosas que podrían llegar a hacer para bajar esta cifra:

La realidad, es que hay que incrementar políticas públicas y sin presupuesto  no hay políticas públicas, en este vaciamiento que estamos viviendo del estado también los sufrimos las mujeres, en presupuesto nacional del estado de este año son destinados $11.36 por mujeres anual, o sea que cada mujer tenemos menos de $1 por mes, si nos llega a pasar algo, las políticas públicas sin presupuestos no se pueden implementar, por eso es que a partir de todas las organizaciones se está pidiendo a gritos la emergencia nacional en violencia de género, para que se puedan activar algunos presupuestos y de verdad aplicar políticas públicas eficientes, las campañas de concientización tienen que seguir pero no alcanza, “ no alcanza la denuncia”

Sobre el caso de Giselle,

La mataron con una restricción de acercamiento en el bolsillo, “eso no puede seguir pasando” las restricciones de carácter civil, que son las que están dadas por los juzgados de paz y los juzgados de familia tienen que empezar a ser restricciones penales, cuando el agresor incumple la medida tiene que ir preso.

En el caso de la mujer que es víctima, es ella la que va y hace ocho o nueve denuncias, es la que tiene que pulsar el botón, la mujer es la que tiene que proteger a sus hijos, la mujer es la que tiene que estar llamando al 911, porque el agresor está en la esquina, porque se le metió en la casa, a ella es a la que la llevan a un centro de emergencia, “BASTA” de verdad es que estamos pidiendo que a los centros de emergencia los lleven a los hombres.

La violencia produce efectos perversos en la mujer, una alteración traumática en todo el proceso de toma de decisiones, cuando hay violencia sistemática pasa un tiempo de que la mujer reconoce que está en un círculo del cual no puede salir, y encima cuando se anima a pedir ayuda nos encontramos con todo esto, un estado colapsado, donde no hay abogados del estado que te asesoren, donde no hay psicólogas porque tenes que esperar dos o tres meses en lista de espera, donde en nuestro distrito no hay botones anti panico.

Cuando una mujer toma valor.

Esto sucede en pequeños instantes de lucidez que pueden tener, cuando ven en peligro a sus hijos, cuando charlan con una amiga, cuando ven una publicidad, cuando ven que están matando mujeres, es tremando lo que estamos viviendo tenemos que educar a nuestros hijos, educar en la escuela, educar a nuestros hombres y mujeres, la educación integral, que el estado de una vez por todas entienda y  nos ponga en agenda, esto no está pasando solo acá , esto es nivel mundial, por ejemplo en México van 133 femicidios al 31 de enero “es una locura”.

Se están viviendo relaciones muy toxicas en los jóvenes también, nosotras cuando vamos a las charlas en las escuelas lo vemos porque lo dicen, las nenas y los nenes, estamos viviendo ya de por si en una sociedad muy violenta.

Cuando se ejerce violencia

Cuando en una relación una de las partes domina a la otra, esa dominación ya se hace moneda corriente, eso para el agresor está bien, eso hace que cuando la mujer quiere terminar con la relación, el agresor que la considera de su propiedad y “la mate” , también hay que empezar a analizar porque se están suicidando los agresores, algo que está pasando todo el tiempo y a nosotros nos llamó mucho la atención, “ mato a quien considero de mi propiedad y me termino matando “, esa persona no se mata porque le tiene miedo al juicio social o a la condena penal, el suicidio machista es una expresión más de  la violencia hacia la mujer, estamos hablando de que esta persona domino, golpeo, aterrorizo, y  cuando esa persona no esta es el centro de su vida, ya su vida no tiene sentido, entonces se termina matando.

Es tremando porque el suicidio machista es una expresión más de la violencia hacia la mujer.

El femicida es un asesino, pero no es un asesino con las características de cualquier asesino

Sobre el botón anti pánico

El botón llama automáticamente al 911, y el mismo se acerca, lo que tienen algunos botones que es muy interesante, cuando se aprieta el botón automáticamente se recibe un llamado del 911, si ese llamado no es atendido, porque la victima está en peligro, comienza una grabación la cual es muy importante porque se escucha todo lo que está sucediendo dentro del hogar.

Hay que poner este tema sobre la mesa y que las mujeres estemos en la agenda de todos los gobiernos, las mujeres necesitamos tener acceso a la justicia y no vivir esto traumático que nos pasa a las mujeres de la costa que para denunciar debemos hacer 60 Km.

La desprotección es muy grande, el agresor es el que tiene que estar apartado y detenido. No la víctima.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here