Finalmente, el Departamento Ejecutivo giró el proyecto al HCD para que comience a funcionar el colectivo costero. Todo ocurrió en medio de la emergencia en transporte público que se aprobó por ordenanza en el 2016 y le dio facultades especiales al gabinete, aunque desde el gobierno aseguraron que no existe informe de Universidad Pública, como establece la reglamentación.


Ahora la decisión está en manos del Concejo Deliberante de Mar Chiquita, aunque aún no se comunicó fecha para el tratamiento del expediente que pondría en funcionamiento a la línea 500.

Según la Ordenanza 50/2016, “la adjudicación mediante el llamado a licitación pública tal como lo prescribe la Ley Orgánica de la Municipalidades en su artículo 232, implica una demora”, aunque se “prevé la concesión de servicios Públicos a particulares en forma directa cuando existen situaciones de emergencia”.

En tal sentido, la norma vigente indica expresamente que el recorrido, la frecuencia y la tarifa, lo definirá el Departamento Ejecutivo “previo estudio y recomendación de Universidad Pública”, pero ese documento no existe en el expediente.

El Secretario de Gobierno de la Municipalidad de Mar Chiquita, Dr. Mariano Centeneo confirmó que no existe el estudio que indica la Ordenanza y aseguró que “no se está violando” la normativa.

El funcionario justificó la situación al hacer mención que “se hizo un estudio y tratamiento por parte del municipio con la empresa y en base a lo que la sociedad está necesitando”.

En tal sentido, Centeneo aseguró que “la tarifa se estipuló en base a lo establece la Dirección de Transporte de la Provincia”, sin que se realizara un estudio de costos y que la misma será “plana”, con un valor de “14 pesos”.

Además, el Secretario de Gobierno sostuvo que “el recorrido definitivo es el que está en el planteado en el expediente y lo realizó la Dirección de Tránsito conjuntamente con la necesidad de la población, que surgió de los reclamos y un estudio de Tránsito”. Con el mismo argumento, indicó que “la frecuencia será de acuerdo a la necesidad de la gente”.

Para el Dr. Centeneo, “si hay consenso no hay inconveniente”, ya que “hay un estudio detrás de todo esto que si bien no pasó por la Universidad”, como indica la Ordenanza “se realizó”.

Ahora se espera la convocatoria a Sesión Extraordinaria, donde previamente en comisión, los concejales, antes de analizar el expediente, deberán determinar el incumplimiento o no de los requisitos y procedimientos

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here