Circuló en las redes sociales una carta dirigida al Arq. Carlos Ronda, donde los integrantes del grupo Maná de la Parroquia de Pirán, manifestaron su preocupación y solicitaron que se escuchen los reclamos del esta localidad.


Luego de los hechos de violencia sucedidos el fin de semana pasada entre dos familias de General Piran, este grupo de jóvenes, advierte sobre la perdida de la acostumbrada calma en esta sociedad mediterránea, y culpa directamente al flagelo de la droga como la causa fundamental de los disturbios en este caso y en otros sucedidos hace poco tiempo atrás.

Finalmente cierran el escrito con un contundente “no queremos a nadie muerto”.
A continuación la carta completa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here