La ex presidenta envió una carta a los bloques del Senado en la que asegura que no tiene problemas en que el cuerpo autorice los allanamientos a sus propiedades, aunque con condiciones.


En una sesión que puede ser histórica, el Senado deberá definir si acepta las órdenes de allanamiento a las propiedades de Cristina Kirchener que pidió Claudio Bonadio. La ex presidenta adelantó que permitirá el operativo, pero le impuso condiciones al magistrado, aunque el juez advirtió que no permitirá ningún condicionamiento.

El debate arrancará a las 14 y se espera que todos los senadores voten a favor, incluso los kirchneristas, luego de que la propia Cristina autorizara los operativos.

La discusión podría centrarse en los pedidos que le hizo Cristina a Bonadio: le exigió que “no rompa nada”, que estén presentes sus abogados, un senador o senadora que designe ella y que no se lleven sus joyas “de uso personal”. También le solicitó que no haya cámaras de televisión ni fotográficas para evitar “la posterior difusión de imágenes en programas oficialistas con clara intención de humillación”.

La senadora de Unidad Ciudadana consideró que el juez tiene una “cruzada persecutoria” contra ella pero, aún así, quiere que el Senado autorice los operativos para “ponerle fin al show montado” alrededor de los allanamientos.

Entre tanto, en el oficialismo se mostraron reacios a acompañar los pedidos. Les pareció un “disparate” que el Senado “le fije condiciones a otro Poder del Estado”.

La decisión de la bancada oficialista es que se vote el dictamen de comisión que autoriza los allanamientos y que después, en la votación en particular, se agregue alguna nueva línea al texto. Podrían pedirle al juez que tome las medidas para garantizar que no se difunda una eventual filmación en los domicilios allanados.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here