Se trata del sacerdote Alberto Ramón Abeldaño. Según trascendió en las últimas horas en varios medios nacionales, huyó de una Parroquia sin previo aviso porque dejó embarazada a una docente.


Alberto Ramón Abeldaño, estuvo en la Parroquia Inmaculada Concepción de Coronel Vidal durante muchos años y en las últimas horas, múltiples medios nacionales, confirmaron que hace casi quince años, huyó de la Parroquia Nuestra Señora de La Paz porque había dejado embarazada a una docente. Hoy, se encuentra en la ciudad de Mar del Plata y sigue siendo cura.

Fue el 3 de septiembre de 2003 cuando Abeldaño decidió dejar la Parroquia Nuestra Señora de la Paz. Tenía 31 años y hacia seis que era cura. En agosto de 2002 llegó a La Paz y un año después se fue sin previo aviso, solo dejó una carta. La carta en donde explicaba todo la leyó su vicario José Dumoulin, que luego se lo comentó a otro vicario, Claudio Toso y al arzobispo Mario Maulion.

En la carta, Alberto Ramón, anunció que se iba con una mujer con la que estaba esperando un hijo. Luego Mario Maulion le escribió una carta a Dumoulin en la que hablaba de “la situación del padre Alberto” y decía que estaba procurando junto a otros sacerdotes y su director espiritual “brindar al Padre Alberto el acompañamiento y todo lo que fuese necesario para la solución de su situación”. Su situación, era su futura paternidad.

Abeldaño no hizo vida de padre de familia, sino que volvió a retomar su actividad como cura y hoy en día, es párroco en la parroquia San Marcos, de Mar del Plata. Su hijo, vive en Entre Ríos y recibe la cuota alimentaria mensualmente y llamados de su padre, el sacerdote Alberto Ramón Abeldaño.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here