Se encuentran en alerta financiera por recortes en los subsidios.


Los Bomberos Voluntarios atraviesan una situación económica complicada desde hace dos años, pero durante los últimos meses se profundizó por no poder cobrar el subsidio 2018. La Federación Nacional se declaró en estado de alerta.

El pasado sábado varios cuerpos de bomberos de la Provincia de Buenos Aires realizaron un “sirenazo” nacional denunciando que les deben cerca de 800 millones de pesos y les quieren reducir sus ingresos en un 40%.

Desde el Consejo de Federaciones de Bomberos Voluntarios de la República Argentina, explicaron que hay una demora y una quita en la transferencia de los fondos que les corresponden según la ley 25.054.

La ley establece que el sistema se solventa con una cuenta de recaudación en la que se deposita el cinco por mil de lo que las compañías aseguradoras recaudan en concepto de pólizas contra incendios. El dinero es retenido por la Superintendencia de Seguros de la Nación.

El presidente del Consejo, Carlos Alfonso, denunció que “una vez que la Superintendencia de Seguros nos informó sobre la recaudación final del año pasado, más las proyecciones calculadas para este año, pudimos confirmar que nos han quitado casi un 60% de lo que por ley nos corresponde”.

“Menos dinero para el sistema se traduce en menor grado de capacitación, menos equipamiento y más peligro para los bomberos y las víctimas de los siniestros” agregó.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here