Continua la búsqueda del buque que desapareció y confirmaron que el cuerpo encontrado es del capitán. Familiares denuncian que el barco “estaba roto” y que “nadie inspeccionó nada”.


La madre del tripulante Nahuel Navarrete, Graciela Godoy denunció que su hijo le aviso que “el barco estaba roto” y que “no daba más el motor”. Además dijo que su salida se atrasó porque no estaban en condiciones de salir y que nadie inspeccionó el buque antes de salir.

También contó que las condiciones laborales eran muy precarias. Se prestaban chalecos salvavidas entre distintas embarcaciones cuando terminaban de trabajar.

La Asociación Argentina de Capitanes y Patrones de Pesca relacionó este hecho con el naufragio del Repunte y pidió más compromiso para su búsqueda. “Los capitanes de pesca no podemos aceptar más balsas vencidas y buques vetustos” expresaron desde la Asociación.

Además dijeron que “parece haber naufragios y muertos de segunda categoría” y que al Gobierno Nacional, ni a las autoridades responsables de seguridad náutica, ni a las empresas pesqueras les importa ya que “detrás de la fiebre del oro rojo provocada por el langostino despachan cientos de barcos pesqueros no preparados para responder las exigencias del mar y todos miran para otro lado”.

Mientras tanto, los familiares de los tripulantes viajaron a Puerto Madryn a la espera de noticias y la búsqueda continua con veintinueve barcos, helicópteros y un avión militar rastrillando la zona donde se cree que podría haber sido el naufragio del Rigel.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here