Al parecer, se vendería una parte del paquete accionario a Vía Bariloche, pero eso aun solo circula como rumor. Mientras tanto, UTA mantiene en paro a los trabajadores y la empresa no opera.


Desde el 20 de marzo, la UTA volvió a cortar el servicio de la empresa tandilense Rio Paraná, no dejando salir ninguno de los coches y hasta cerrando las oficinas en las terminales de Tandil y Retiro. Los pasajeros habituales de un deficiente servicio, quedaron a la deriva, ya que la firma tenia, por ejemplo, exclusividad en las rutas hacia Bahía Blanca, Necochea y La Plata, desde Tandil. Es decir que aquellos que quieran llegar a la ciudad serrana desde los puntos nombrados para el fin de semana largo, no podrán hacerlo. La situación también afecta a los usuarios de Mar Chiquita, ya que la empresa cumplía servicio por Autovia 2 hacia y desde Mar del Plata.

Al parecer, la empresa Vía Bariloche estaba interesada en comprar algunos activos de la firma tandilense, aunque eso aún es rumor. Incluso, circuló que llegarían 20 nuevas unidades para reemplazar a las desatrozas que hoy tiene Rio Paraná. Lo último escuchado, es que ese posible acuerdo se dio por descartado.

Más allá de la medida de fuerza impuesta por UTA, los empleados de Rio Paraná no están de acuerdo, según consigna el sitio Nueva Era Net. Sino que “esperan con ansiedad la resolución de un conflicto que tiene pendiente de un hilo su fuente de trabajo”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here